De Blancanieves a la niña zombi

 

 

 

 

Calaveras con un lazo rosa, juegos de cocinar donuts góticos, bodys siniestros para bebés… la moda gótica ha arrasado en el sector de los juguetes y de la moda infantil, durante este último año. La colección de muñecas Monster High, la serie de televisión, por un lado, y, la saga Crepúsculo, por el otro, han conseguido situar a fantasmas, zombis, vampiros y otros seres de la oscuridad en el centro de atención del público infantil-juvenil.

Es, en este contexto, que se estrena Papá, soy una zombi, una película con un público muy expectante de todo lo gótico, siniestro… Niños y niñas que han cambiado la Barbie por una muñeca vestida y pintada con colores oscuros y una generación que ha dejado atrás la dulce Blancanieves para seguir la aventuras de niñas de su edad que se enfrentan a monstruos y espíritus malignos.

Hace ya muchos años, en 1937, que se estrenó Blancanieves y los 7 enanitos, el primer largometraje de Disney, con una inversión de un millón y medio de dólares y dirigida a un público tanto infantil como adulto. La historia de Blancanieves ha embelesado a millones de niños, durante generaciones y generaciones hasta nuestros días.

Ahora, nuestros niños, que llegan antes a la adolescencia y que tienen acceso a una variedad infinita de series de televisión y cine de animación, se inclinan por otras preferencias. Esperemos que una de estas, sea  Papá, soy una zombi.

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s